Acuerdo en la COP28 para Triplicar la Producción de Energía Nuclear: Un Paso Fundamental en la Lucha contra el Cambio Climático

El pasado sábado en la COP28 de Dubai, 22 países, incluyendo a Francia y Estados Unidos, lograron un acuerdo que consideran crucial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Unos veinte estados han firmado una declaración conjunta en la COP28, la conferencia sobre el clima que se está llevando a cabo en estos días en Dubai, para solicitar que entre los objetivos globales para la energía se incluya el de triplicar la capacidad de producción de energía nuclear para el año 2050, en comparación con el año 2020. Entre los países involucrados se encuentran Estados Unidos, Francia y los Emiratos Árabes Unidos.

La COP28 es la conferencia de la ONU sobre el cambio climático, que se celebra anualmente y ha llegado a su vigesimoctava edición. Los líderes mundiales se reúnen para discutir la crisis climática y las posibles soluciones para enfrentarla: por ejemplo, en estos días se ha confirmado la creación de un fondo para los daños causados por los cambios climáticos a los países más pobres, que sufren las consecuencias más graves. El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, intervino en la apertura instando a los jefes de Estado y de gobierno presentes a “prevenir el colapso planetario y el incendio”.

Sin embargo, el aspecto más complicado es encontrar soluciones compartidas que concilien a todos los países presentes. Como se mencionó, el acuerdo sobre la energía nuclear fue firmado por Estados Unidos, Francia y los Emiratos Árabes Unidos, entre otros. En el anuncio, realizado por el enviado de Estados Unidos para el clima, John Kerry, también estuvieron presentes el presidente francés Emmanuel Macron y el primer ministro belga Alexandre de Croo. El objetivo sería alcanzar el año 2050 con la capacidad a nivel mundial de producir el triple de energía nuclear en comparación con los niveles de 2020, reduciendo la dependencia del carbón y del gas. Pero dos de los principales países que construyen centrales nucleares, es decir, China y Rusia, actualmente no figuran entre los firmantes del acuerdo.

La reunión internacional, focalizada en abordar el cambio climático, presenció la adhesión de estos países a la “Declaración para Triplicar la Energía Nuclear“, comprometiéndose a triplicar la capacidad de producción de energía nuclear a nivel global para el año 2050. Este impulso en la energía nuclear es considerado esencial por estos países para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en las próximas décadas, las cuales son responsables del cambio climático. Los países firmantes son: Estados Unidos, Bulgaria, Canadá, República Checa, Finlandia, Francia, Ghana, Hungría, Japón, Corea del Sur, Moldavia, Mongolia, Marruecos, Países Bajos, Polonia, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia, Suecia, Ucrania, Emiratos Árabes Unidos y el Reino Unido.

La declaración establece que estos países se comprometen a desarrollar o aumentar la producción de energía nuclear a nivel global, invirtiendo en la construcción de nuevas centrales nucleares, así como en la mejora de las ya existentes. Según la declaración, la energía nuclear es el medio más rápido y efectivo para dejar de depender de los combustibles fósiles, facilitando así la transición energética, respaldando recientemente por la Agencia Internacional de Energía (AIE).

Entre los 22 países involucrados se encuentran Estados Unidos, que obtiene el 18 por ciento de su electricidad de la energía nuclear, y Francia, el principal productor europeo de energía nuclear, obteniendo el 70 por ciento de su electricidad de esta fuente. El presidente francés, Emmanuel Macron, ha calificado la energía nuclear como una “solución indispensable” para hacer frente al cambio climático.

Además, el aumento en la producción de energía nuclear permitiría a los países europeos ser más independientes del petróleo y del gas provenientes de Rusia. Con base en estas consideraciones, el gobierno francés respaldó fuertemente el uso de la energía nuclear el año pasado, en plena crisis energética, anunciando la construcción de nuevos reactores.

No obstante, los principales obstáculos para cumplir con los objetivos de la declaración siguen siendo los costos y los plazos. Por diversas razones, incluyendo la inflación, la construcción de nuevos reactores se ha vuelto aún más onerosa, y los trabajos para estos instalaciones requieren periodos prolongados. Por esta razón, Macron y otros líderes, como el primer ministro sueco Ulf Kristersson, han instado a la Banca Mundial y otras instituciones financieras internacionales a contribuir a este esfuerzo.

Edición Climatización

A propósito

Cuestiones meteorológicas y medioambientales

Últimas noticias

El tiempo en México

El tiempo de mañana en tu ciudad, con actualizaciones minuto a minuto.